Cada mañana, con la salida del sol, este edificio se convierte en algo espectacular

Deja tu comentario
La mezquita de Nasir al-Mulk parece una mezquita más. Decorados recargados y arcos típicos de la cultura árabe...

...pero cada mañana cuando sale el sol se convierte en un santuario de color y viveza.

Las vidrieras tienen orientación Este, para aprovechar al máximo la luz del sol.

Este espectáculo es sólo visible por el día. Cuando el sol se pone, todo vuelve a ser una mezquita más.

Este edificio se conoce popularmente como la Mezquita Rosa, por lo predominancia de los azulejos rosados en su fachada. Sin embargo, por el día vemos que todos los colores son protagonistas principales.

La mezquita fue construida entre 1876 y 1888 por orden de Mirza Hasan Ali Nasir al Molk.

Simplemente impresionante...

Fuente: boredpanda.com

0 comentarios:

Publicar un comentario